Haciendo memoria de nuestra experiencia por Girona y Banyoles, tierra del hombre que soñó llevar NAZARET por todo el MUNDO….


“…Sed buenas y amaos las unas a las otras y que la soberbia no anide en vuestros corazones” (Francisco Butinya)

Después de los EE.EE, el 30 de septiembre nos dirigimos hacia Girona y Banyoles para acercarnos a las raíces de nuestro Fundador Francisco Butinya. Las hijas de San José en Gerona nos acogieron con mucho cariño y nos sentimos a gusto. Ese día con Josefina (HSJ) recorrimos toda la casa, ella nos explicó todo el proceso de fundación y el deseo grande de nuestro fundador de ser todas Siervas de San José viviendo con hondura nuestro Carisma en medio del mundo trabajador pobre, deseo que no fue posible por la historia que ya conocemos.  No podemos negar que nuestros corazones saltaron de alegría al ver  un espacio dedicado a nuestra fundadora Bonifacia.


Finalizamos el recorrido en el sepulcro de nuestro Fundador Francisco, para nosotras fue una experiencia gratificante y llena de emoción, que nos llevó a quedarnos orando en silencio. Acogiendo desde el corazón toda la energía y la vida que brota hasta hoy, la memoria de Francisco Butinya. Después las hermanas nos invitaron a rezar con ellas, fue un momento de acción de gracias por todo lo vivido este día, terminamos cantando “Vuelve profeta vuelve….Vuelve Butinya vuelve al camino de la tierra y del trabajo…”.

El 01 de octubre después del desayuno con las hermanas de Gerona, nos fuimos rumbo a Banyoles, cuna de nuestro fundador. Llegamos a la casa que vio nacer  a Francisco Butinya. Nos sentimos acogidas por la comunidad, nos mostraron y explicaron las trasformaciones que se dio en  la tienda de la familia Butinya. 

También fuimos a contemplar el lago por donde Butinya recorría y hacía sus meditaciones, nos quedamos impactadas por su belleza y su amplitud. Como bien decía Francisco “Soy hijo de Banyoles”, nos damos cuenta lo importante que era para él sus raíces, creemos por ello que si reconocemos y amamos nuestras propias  raíces, eso nos ayudará a reconocer y amar las raíces de los demás. Pasamos un día agradable con las hermanas, compartimos el almuerzo y nos decían que “tenemos todo el tiempo para ustedes”.

Agustina (HSJ), nos mostró  cada espacio de la casa, hicimos memoria de la vida de nuestro fundador, cuando llegamos a la habitación donde nació fue emocionante, entrar y pisar tierra sagrada. También poder ver los  instrumentos que usaron en aquel tiempo sus padres. Siguiendo el recorrido vimos las cartas y la lista de los libros que escribió a los largo de su vida. Todo lo que nos rodeaba  nos hablaba de un hombre  apasionado por el modo de vivir de Jesús, que con María y José trabaja en Nazaret. Las frases escritas en sus cartas nos eran familiares y ardían nuestros corazones al leerlas. 




Terminamos el recorrido en la capilla, Agustina nos invitó a  expresar lo que para cada una significó este momento. Sentimos que Francisco Butinya, nos sigue empujando a abrir nuevos caminos, mirando el Horizonte y comprometiéndonos con el Mundo Trabajador Pobre, con una mirada especial a la mujer,  releyendo una y otra vez nuestro carisma hoy. El mismo día por la tarde salimos de Banyoles  hacia  Sant Vicenç, encontramos a las hermanas esperándonos para cenar, les compartimos nuestras vivencias y se alegraron con nosotras.




El 02 de octubre, por la mañana,  visitamos la Sagrada Familia en Barcelona, obra extraordinaria e impresionante de Antoni Gaudí. Por la noche, fuimos a visitar a las hermanas de la comunidad-Taller  Hospitalet que con cariño nos recibieron.  Cenamos con ellas, compartimos distintas experiencias vividas a lo largo de la vida y disfrutamos el estar juntas. Nos despedimos con alegría y gratitud. 







Agradecemos a la Comunidad Taller de Sant Vicenç, que nos recibieron con el corazón y  los brazos abiertos  en todo momento, nos hemos sentido a gusto. Visitamos el centro San José, donde trabajan algunas hermanas acompañando a las mujeres del barrio. Al día siguiente, 03 de octubre, regresamos a Salamanca.



El 04 de octubre, iniciamos la profundización de la vida de nuestro fundador Francisco Butinya, Eulalia Ramírez SSJ  nos acompañó  y nos enriqueció  con su experiencia. Fueron dos días bien aprovechados para ahondar  y al mismo tiempo nos abrió el deseo de conocerle más, pues él sigue siendo un signo de vida y esperanza en estos nuevos tiempos. Nos sigue resonando profundamente la carta de Poyanne y sigue siendo fuerza que nos empuja a vivir apasionadamente nuestra vocación de Siervas de San José.

4 comentarios:

  1. Thank you for the detailed story of how it was after the 30-day retreat ... we are inspired to continue our reflection on the book of Fr. Francisco especially seeing his place through the photo you sent. We are one with you in prayers ... abrazo fuerte para todas!!!

    ResponderEliminar
  2. Queridas hermanas: Acabo de leer y releer vuestra experiencia en los diferentes lugares de Cataluña y Salamanca. Me uno a la acción de gracias de cada una y les sigo acompañando con mi oración y cariño .Que nuestros Fundadores sigan siendo luz y fuerza en la vida de todas. Un abrazo grande, Eufemia Bravo.

    ResponderEliminar
  3. Hola a todas... Gracias por vuestro compartir que nos habla de una experiencia rica e intensa. Es lo que pido y deseo para cada una de vosotras, que afiance y fundamente vuestro seguimiento de Jesús como Siervas de san José. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  4. Gracias por hacernos participes de vuestro peregrinar por tierras de nuestro Fundador. Que ellos, sigan siendo nuestro referente en el vivir de cada día. Un abrazo. Cdad de Puerto del Son.

    ResponderEliminar